¿Cuándo comenzar a hacer deporte en el embarazo?

Ya sabrás que hacer ejercicios para embarazadas es más que beneficioso en tu estado, sin embargo, seguro que no sabes cuándo comenzar a hacer deporte en el embarazo, a continuación te contamos cuál es el momento más idóneo.

Cuando empezar a hacer ejercicio en el embarazo

ZephyrMedia

Si estás esperando un bebé, debes de vigilar tu aumento de peso en el embarazo, tus hábitos alimenticios y tener un estilo de vida saludable, para ello, lee en qué mes empezar a hacer deporte en el embarazo es más recomendable, damos todos los detalles en semana a semana, presta atención.

¿En qué semana empezar a hacer deporte en el embarazo?


El yoga, la natación o los ejercicios de pilates son más que recomendables durante el embarazo. Igual no encuentras el momento en el que empezar a hacer una rutina de ejercicios que puedan favorecer que el parto vaya sobre ruedas, pero debes saber que es aconsejable comenzar a hacer deporte en el embarazo a partir del segundo trimestre.

¿En qué semana empezar a hacer deporte en el embarazo? A partir de la semana 14 puedes realizar actividad física moderada, siempre y cuando tu médico no te lo desaconseje. Es muy común dejar pasar el primer trimestre del embarazo y evitar correr dado que es el momento más delicado, debido a que es cuando se produce la implantación del embrión.

Recuerda que realizar actividades moderadas como pasear o nadar puedes hacerlas desde la primera semana del embarazo y será conveniente rebajar esta actividad en el último trimestre del embarazo.

¿Cuándo es aconsejable dejar de nadar estando embarazada?Nadar en la última semana de embarazo¿Se puede nadar en la última semana del embarazo?, ¿cuándo es aconsejable dejar de nadar estando embarazada?, lee más sobre los ejercicios para embarazadas. Leer más

Descubre cuáles son los beneficios del deporte en el embarazo y cuáles son los más recomendados en tu estado.

Por lo tanto, si te cuestionas cuándo comenzar a hacer deporte en el embarazo debes saber que puedes hacerlo siempre que tu estado físico te lo permita. Si no estás acostumbrada a hacer deporte, empezar en el embarazo con actividades físicas excesivas no será beneficioso, dado que favorecerás el cansancio y estarás exigiendo a tu cuerpo demasiado.