Semana 9

Primeros movimientos (pero no te impacientes, todavía no son perceptibles)

EL BEBÉ desarrollo en la semana 9 de embarazo

embarazo-9-semanasEn la semana 9 de embarazo, por fin los párpados del bebé se han formado pero están fusionados. Hasta la semana 26 del embarazo no se abrirán.

Alrededor de sus órganos internos van a empezar a formarse las costillas.

Aparecen las rodillas y los codos. Los brazos, piernas y dedos se ven mejor. Se empiezan a desarrollar más que nunca formándose las huellas digitales.

Las huellas dactilares de los gemelos son diferenteslas huellas dactilares de los gemelos son diferentesSon pocas las diferencias que puedes encontrar en los embarazos gemelares, una de ellas es que las huellas dactilares de los gemelos que son diferentes ¿quieres saber por qué? Leer más

En esta semana 9 empieza a desaparecer por completo la cola que se veía en las semanas anteriores.

Además, el bebé ya se mueve, aunque tu todavía no lo sientas.

¿Tienes ganas de notar a tu peque?

El sistema nervioso extiende sus conexiones por todo el cuerpo, por eso el bebé realizará movimientos espasmódicos e involuntarios que el cerebro no controla todavía. El feto pasará de estar quieto a temblar de vez en cuando.

Semana 9 de embarazo

Svetlana Iakusheva

Su corazón ya ha dividió en las 4 cavidades, y las válvulas han comenzado a formarse.  Tu bebé ya puede hacer un puño, como también puede comenzar a chuparse el dedo.

Sus medidas: en estos momentos tu bebé es del tamaño de una uva.

Loading the player...

LA MAMÁ cambios en la madre en la semana 9 de embarazo

Puede ser que todavía no se note físicamente tu embarazo y pase desapercibido, pero tú lo notas en tus cambios de actitud, en tu físico y en las molestias típicas de los primeros meses de embarazo, como por ejemplo acidez, gases, cambios de humos, náuseas…

Semana a semana tus síntomas irán desapareciendo y dando paso a otros a medida que avanzas en el tiempo. Eso sí, recuerda, que no todas las mujeres embarazadas sienten lo mismo, por lo que si no sientes alguno de los síntomas más habituales, no tienes que preocuparte. Aunque siempre puedes consultarlo con tu médico y quedarte más tranquila.

Uno de los síntomas más comunes es la acidez.

Si tienes más de 35 años o tienes un historial de enfermedades genéticas, se te recomienda considerar la visita con un genetisista.